TIPS PARA QUITAR LAS MANCHAS DE VINO TINTO

Estás en una cálida reunión familiar en tu casa cuando de pronto uno de tus invitados derrama vino tinto en tu alfombra favorita, esa alfombra tan delicada y que tanto has cuidado, ¿Qué hacer? Te dejamos unos pequeños pero útiles consejos para limpiar el vino tinto.

SAL

Algunos neutralizadores para el color púrpura del vino tinto en nuestras alfombras son el vinagre y las bebidas carbonatadas comunes, que si bien no removerán la mancha harán que el color sea menos fuerte y que de esta forma se facilite la limpieza de la misma.

La sal común es usada frecuentemente cuando existen derrames de vino, ya que ayuda a que los restos de vino que no se limpiaron con el paño, se adhieran a la sal y que de esta forma quede una mancha menor en tu alfombra.

UN VINO PARA OTRO VINO

Esta solución ayuda para casos en los que no puedes limpiar de inmediato tu alfombra y la mancha de vino tinto está demasiada adherida a la alfombra. Vierte un poco de vino blanco en la mancha que dejó el vino tinto, para neutralizar un poco el color y que de esta forma no tengas que lidiar con una mancha de color muy fuerte. 
Derrama un poquito de vino blanco y luego con un paño da pequeños golpecitos para limpiar, pero jamás frotes puesto que puede empeorar.
 
PERÓXIDO DE HIDRÓGENO
 
Coloca un poco de peróxido de hidrógeno lo que también se conoce como agua oxigenada en el lugar donde ha quedada manchada la alfombra y luego cubre la mancha con polvo de bicarbonato de sodio. 
Para que sea efectivo, deja la mezcla reposar por unos 3 minutos, luego enjuaga con agua y listo. Realmente es una de las soluciones más rápidas.
 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn